¿Cómo me han robado la cuenta?

Para que un individuo pueda robarte tu cuenta, es necesario que conozca el nombre de tu cuenta Ankama y la contraseña asociada.

Probablemente, lo que ha ocurrido es esto:

  • has comunicado tu nombre de cuenta y contraseña a alguien de tu entorno (amigos, familia, personas cercanas) o alguna de esas personas ha encontrado tu contraseña (por ejemplo, si la habías escrito en alguna parte);
  • aún más simple, has compartido, comprado o intercambiado la cuenta con alguien (esto va en contra de las condiciones generales de uso) y esa misma persona te ha jugado una mala pasada;
  • has sido víctima de phishing: has ido a una página parecida a la del sitio oficial de Ankama, donde te han solicitado que introduzcas tu nombre de cuenta y contraseña, cosa que has hecho al creer estar en un sitio seguro. En realidad, el creador de dicha página falsa ha recuperado el nombre de cuenta Ankama y la contraseña que has escrito; 
  • en menor proporción, has podido ser víctima de un hacker, de un keylogger o de un ataque de fuerza bruta. Este tipo de casos casi nunca se dan.

En la enorme mayoría de casos, es la víctima quien ha cometido una falta al divulgar voluntariamente o involuntariamente sus datos de identificación.

Te recordamos que Ankama pone gratuitamente a tu disposición dos sistemas de protección que impiden el robo de cuenta, incluso si el ladrón conoce tus datos de identificación. Estos sistemas son Ankama Authenticator y Ankama Shield.

 

¿Tiene más preguntas? Enviar una solicitud